SHIATSU PARA AYUDAR A SUPERAR LA FOBIA SOCIAL (II)

Ayudar ofreciendo la herramienta que tanto me ha ayudado a superar mis miedos a relacionarme con los demás: el Shiatsu.

Os cuento en qué consiste el trabajo específico de Shiatsu con personas que padecen fobia/ansiedad (trabajo que recomiendo como complemento al tratamiento propuesto por un psicoterapeuta):

Sé que una persona que padece fobia social suele entrar a una primera sesión de Shiatsu con su padecimiento “incontrolable”: se sentirá incómodo, nervioso, intentando que no se le note, rígido

Por eso en la primera sesión (son sesiones de una hora o más si la circunstancia lo requiere)  dedico un tiempo a crear confianza: hablando de mi experiencia, haciéndole saber que entiendo por lo que está pasando, proponiéndole que deje a su mente y su cuerpo que se expresen como quieran, con taquicardia, con sudores, con rigidez corporal, con dificultad para respirar…diciéndole que yo no estoy ahí para juzgarle, que yo ya le acepto tal como viene y que mi único propósito es avanzar con él hacia un progresivo autocontrol, hacia la libertad de decidir cómo sentirse en cualquier situación que vaya a vivir.

El Shiatsu supone contacto, trabajar con el cuerpo del receptor.

El/la receptor/a puede sentirse  en las primeras sesiones con mucha dificultad para soltarse: dejar los miembros totalmente caídos, sin movimiento. Es normal. Precisamente el trabajo en estas primeras sesiones consiste en tomar consciencia de las partes del propio cuerpo, sentir lo rígidas o relajadas que están y probar a soltarlas si están en tensión o a mantenerlas si están flojas.

Aunque se empieza en decúbito supino (tumbado boca arriba), para realizar algunos estiramientos, es poco el tiempo que trabajo en esta posición por ser demasiado “expuesta”, demasiado “abierta” (“me están viendo”) para quien tiene miedo de que otros le vean/juzguen.

A los 15 minutos cambio a decúbito prono (tumbado boca abajo).

Dando la espalda el receptor se siente mejor, más protegido, menos vulnerable. Ya no ve que le ven.  Y aquí trabajo con los canales energéticos de R (Riñón) y V (Vejiga), que van desde la cabeza a los pies. En MTC y en Shiatsu Zen, estos meridianos dan soporte energético a las actividades del sistema nervioso  y al endocrino y se asocian con la emoción del miedo.

Yo, como profesional, busco estar  en calma, con la mente lo más vacía posible, conectando con el cuerpo energético del receptor para recibir información de este y adecuar mi trabajo en función de ella.

El objetivo de la sesión es ir soltando, dejarse llevar, llegar a momentos de calma, de sosiego físico y mental.

Es un viaje de dos aunque el mérito es siempre del receptor: aunque sea por breves instantes, cuando consigue una relajación profunda ha sido porque él lo ha permitido. Puede que no sea consciente de ello en el momento pero da igual: ya no hay marcha atrás. En las siguientes sesiones habrá más pequeños avances y en las siguientes avances significativos.

Siempre hay que respetar el ritmo de avance del receptor.

En cada sesión la actitud es celebrar cualquier pequeño logro, NO la de desesperarse, enfadarse, frustrarse por lo poco que se ha conseguido.

Lo mejor es aceptar los hechos y trabajar desde ese punto… y saber que si tengo el firme propósito de disfrutar de la vida, con quien sea y donde sea, sin miedos, lo lograré.

Mi experiencia con la fobia social y mi experiencia como profesional de Shiatsu puede ayudar a las personas que viven esta dura situación.

Contacto:  645604028 o escribir un e-mail a jmartinez@shiatsu-spain.com.

Un saludo afectuoso!!

Los comentarios están cerrados.